24 nov. 2014

Las islas Gili


Tres pequeñas islas al noroeste de Lombok gozan de una gran popularidad entre los mochileros y son habitualmente para casi obligada en el trayecto marítimo desde Bali a Lombok. Yo opté por la isla más pequeña, Gili Air, que en contraste con su hermana mayor, Gili Trawangan, es más tranquila y sosegada.

Aguas de color turquesa y el arrecife acariciando la misma playa convierten al archipiélago en un paraíso para bucear. Alquilé unas gafas y unas aletas y en mundo submarino descubrió una vez más todos sus colores y formas tropicales en corales, peces e incluso tortugas. Es comprensible pues que alas calles del desordenado "pueblo" estén flanqueadas de tiendas/escuelas ofreciendo sus paquetes de introducción y perfeccinamiento al submarinismo. De hecho, el sector cobra tanta importancia que se les paga a los pescadores de la zona para que no faenen en el arrecife y así mantener la biodiversidad por la que los turistan dejan aquí cientos de euros a diario.

Sin embargo, he de resaltar que estas islas on, en general, un excelente ejemplo de crecimiento sin medida ni concierto alguno, muy alejadas de ninguna clase de sostenibilidad. En el improvisado puerto, o mejor dicho la zona de la playa destinada a tal efecto, se amontonan materiales de construcción, centenares de garrafas de agua potable y cajas de la cerveza indonesia por excelencia, Bintang. En otros rincones es aún más triste: montañas de basura y botellas de plástico por millares. Es una pena que paraísos naturales como este se autodestruyan por una pésima gestión de residuos y un turismo creciente sin regulación apropiada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, deja tu nombre para saber quien eres